viernes, 14 de septiembre de 2012

Movilización del 13 de Septiembre de 2012

Ayer se pudo observar un fenómeno bastante común en las sociedades actuales. El mismo consiste en la manifestación popular de un grupo indeterminado de personas que reclama determinados cambios ante la realidad (generalmente económica) que le toca enfrentar.
La manifestación popular del 14 de Septiembre es única como expresión social. Si se la compara con las observadas en el 2001 y las ocurridas mediando el “conflicto del campo”, se pierde el sentido de lo ocurrido. Entiendo que no es una cuestión de números. Caeríamos en un error al considerar únicamente la base numérica y representativa de la protesta, asimismo se incurriría en un desliz si se intenta estandarizar a los protagonistas como representantes de clases “medias y medias altas”.
Lo verdadero (y palpable) es que anoche era un grupo considerable de personas, indeterminado tal vez, pero con notable representación. Lo que no quedo bien en claro es la razón del reclamo. Se agruparon, conforme lo reflejan los medios de comunicación, para manifestar su disconformidad con el INDEC, la “RERE”, la inflación, los “6 pesos por día” para comer, la inseguridad, etc. En fin, fue una protesta descalabrada en términos ideológicos, carente de propuestas y con algunas incongruencias. Se basó más en murmullos y quejas, que en verdaderos reclamos sociales de índole económico y político.
Se pudo observar una marcada antinomia en parte de la sociedad Argentina. Están los buenos y los malos, los injustos y los justos, los de derecha y los de izquierda. Esto, a mi modo de ver, no ayuda en nada a la construcción de sociedades justas y equilibradas. Sino todo lo contrario, afinca más las distancias, los disensos y discrepancias. Los grupos sociales gozan del derecho adquirido a manifestarse con total libertad ideológica y física. El hecho es que detrás de la protesta se necesitan propuestas.
La carencia de presupuestos programáticos es lo que sucede a la oposición actual, hay escasez de un esquema de gobierno y poder distintos del actual. Las crónicas de lo que se hace mal están a la orden del día, están a la vista, son evidentes, palpables, resumibles y criticables.
Lo que claramente no hay es una opción distinta, una alternativa de poder que permita programar una concepción de Estado diferente al actual. Está claro que efectuar una movilización no es lo mismo que triunfar en una elección. Las diferencias son grandísimas, desde el punto que la movilización es un hecho, y las elecciones son procesos democráticos institucionalizados.
Los reclamantes de ayer deberán trabajar mucho para construir líderes que posean carácter representativo a nivel país, que puedan llevar sus ideas al Congreso como una opción de gobierno. Es un gran desafío el poder capitalizar el reclamo no como un hecho aislado, sino como un proceso ideológico - político. Los grupos manifestantes fueron sin consignas claras a reclamar algo (aún me pregunto qué), sin proponer medios alternativos de resolución conflictual.
 De todos modos, considero que el gobierno debe tomar esto como una luz de alarma. Entender que existe en la actualidad un conjunto de medidas económicas y restrictivas que enervan la estabilidad emocional de algunos grupos sociales (no menores ni manejables) de nuestro país.
El gobierno central debe manejar el país para todos sus habitantes, no para un grupo con menor o mayor representatividad. Hay que analizar hasta donde las medidas implementadas impactan como restricción de derechos, y hasta donde la extinción de los mismos.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Sufragio adolescente

En los últimos días se ha expuesto al debate la iniciativa de permitir el sufragio a los jóvenes de 16 años de edad, tanto a nivel provincial como nacional. En primera instancia es válido señalar que esta decisión inyectaría un gran número de votantes nuevos a los comicios, lo cual ampliaría en gran medida la estructura electoral de nuestro país. Por otro lado, también se ha planteado fuertemente el debate de “hacer política en las escuelas”. Sabemos que los adolescentes entre los 16 y 18 años se desempeñan en los últimos años del sistema educativo. Claro está que si estos (menores de edad ante la ley civil y penal) dan inicio a su vida cívica, serán el gran “blanco” proselitista de las próximas campañas. Los partidos políticos y postulantes empeñaran grandes esfuerzos por captar este núcleo electoral hasta ahora apático. Es indudable que los adolescentes deben gozar de una mayor inclusión cívica y educativa en torno a la política y al proceso eleccionario en general, promoviendo el desarrollo de estas aéreas como materias educativas. El peligro que se genera esta dado en transformar las escuelas a reductos de campaña partidaria en tiempos electivos. La línea ética y moral entre la enseñanza de política teórica y el proselitismo electoral es muy exigua. Como sociedad debemos impulsar el conocimiento y enseñanza en debida forma del entramado político y cívico de nuestro país, más no vapulear a los jóvenes con cuestiones partidocráticas, muy válidas por cierto en otros ámbitos, pero no así en el nivel educativo secundario, en donde se debe generar capacidad de análisis y masa crítica con objetividad en los educados. En buena hora si la decisión es afianzar los conocimientos cívicos de jóvenes en el colegio secundario, promoviendo trabajos teóricos y prácticos, de carácter inclusivo y colaborativo entre los diversos actores del sistema electoral. Esperemos que la implementación del voto adolescente no sea una excusa para inmiscuir los asuntos partidarios en el ámbito educativo, distrayendo de esa manera a los alumnos de su obligación primordial.

domingo, 25 de marzo de 2012

Aniversario de Posadas

El día 25 de Marzo de 1615 fue fundada por el jesuita San Roque González de Santa Cruz “Anunciación de Itapúa”.
Dicho pueble no prosperó, fue por ello que mudándose a la margen opuesta del rio se estableció Encarnación de Itapuá.
Posteriormente cambio de nombre para llamarse Trincheras de San José. La vida formal de este poblado comenzaría el 8 de Noviembre de 1870, por ley promulgada en Corrientes.
Posteriormente llegaría el nombre por el cual se la conoce actualmente, Posadas, designado así por la Provincia de Corrientes en rememoración al Director Supremo de las Provincias Unidas, Gervasio Antonio de Posadas.
Este es un muy breve resumen de los variados nombres que tuvo mi ciudad desde su fundación, un día como hoy hace 397 años.
Desde entonces, aquel pequeño asentamiento que se constituyó en donde hoy es Encarnación (Paraguay) para luego trasladarse a donde se encuentra actualmente, ha crecido en forma exponencial, para transformarse en una de las ciudades más importantes del Nordeste Argentino y, seguramente, del Mercorsur, por su estratégica ubicación geopolítica.
Con seguridad el trabajo incansable de sus ciudadanos y la nobleza de su tierra la harán crecer y desarrollarse día a día.
Feliz aniversario para mi ciudad, Posadas.

lunes, 28 de noviembre de 2011

La vuelta de obligado

Por el año 1845 era Juan Manuel de Rosas el encargado de la defensa exterior de la Confederación del Río de la Plata. Tal vez esta sea la tarea más notable y vigorosa que llevo adelante el “Restaurador”, protegiendo la integridad del territorio nacional. Sirva este breve texto de homenaje a tal heroica labor de protección a la soberanía Argentina.
El 20 de Noviembre de 1845, el puerto de Buenos Aires fue bloqueado por las dos flotas más poderosas del mundo, la francesa y la británica.
El encargado de la defensa del territorio nacional fue el general Lucio N. Mansilla. El precario resguardo argentino estaba armado según el ingenio criollo. Tres enormes cadenas atravesaban el imponente Paraná de costa a costa sostenidas en 24 barquitos, diez de ellos cargados de explosivos.
La lucha, claramente desigual, duró varias horas hasta que por la tarde la flota franco-inglesa desembarcó. La escuadra invasora pudo cortar las cadenas y continuar su viaje hacia el norte. En la acción de la Vuelta de Obligado murieron doscientos cincuenta argentinos y medio centenar de invasores europeos.
Los ingleses levantaron el bloqueo en 1847, mientras que los franceses lo hicieron un año después. La firme actitud de Rosas durante los bloqueos le valió la felicitación del general San Martín y un apartado especial en su testamento: “El sable que me ha acompañado en toda la guerra de la independencia de la América del Sur le será entregado al general Juan Manuel de Rosas, como prueba de la satisfacción que, como argentino, he tenido al ver la firmeza con que ha sostenido el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla”.
Podemos concluir señalando que debido a la heroica defensa del territorio argentino, en esta fecha se celebra el día de la soberanía nacional.
Posteriormente la Convención Arana-Southern en 1849, que selló la paz con Gran Bretaña en donde el gobierno de Su Majestad Británica reconocerá “ser la navegación del Río Paraná una navegación interior de la Confederación Argentina y sujeta solamente a sus leyes y reglamentos; lo mismo que la del Río Uruguay en común con el Estado Oriental”.

Fuente: www.elhistoriador.com.ar

miércoles, 6 de julio de 2011

Elecciones provinciales 2011

Tras las elecciones misioneras del domingo 26 de Junio de 2011, en las cuales se han elegido gobernador, intendentes, diputados y concejales, las mismas han arrojado datos de interesante consideración.
En principio el Gobernador actual ha ratificado su mandato y fue reelecto por el voto popular de 372.490 misioneros, conforme lo señalan los datos arrojados por el escrutinio definitivo efectuado por el Tribunal Electoral de Misiones.
Esta es una cantidad histórica, que establece un nuevo record en la política misionera y una importante legitimación al primer mandatario actual que obtuvo más del 70 % de los votos válidamente emitidos.
No es menor señalar que la segunda fuerza política en la Provincia fue el voto en blanco, lo que representa un profundo desinterés del electorado al momento de optar por otra opción dirigencial.
Ello amerita un profundo análisis por parte del los partidos, como la UCR, PJ, Trabajo y Progreso, entre otros, ya que no han podido generar en la ciudadanía una alternativa firme de gobierno, distinta a la del partido gobernante. Esto sin dejar de señalar que existieron en la provincia, algunos municipios en los cuales los candidatos a intendentes de estos partidos no superaron siquiera 20 votos. Esta situación casi roza una crisis partidaria, ya que el nuestro es un sistema basado en el voto democrático y la representatividad de los electos.
Asimismo estas fuerzas opositoras debaten por aportar algún diputado más a la Cámara de Representantes provincial, ya que nuestra carta magna señala que, cuando menos el tercio de los diputados deben pertenecer a las minorías. El Frente Renovador estaría legitimado, según los votos obtenidos, para aportar cerca de dieciocho (18) diputados, y así, dejar al resto de los partidos con menos cantidad del tercio establecido por constitución (Art. 48º, inciso 5 de la Constitución de Misiones).
El argumento oficialista que se propugna en contra de la postura anterior es el principio de la soberanía popular, ya que si el pueblo ha optado por una fuerza de gobierno, sería ilegitimo que ingresen mayor cantidad de “representantes del pueblo” por partidos políticos que no poseen dicha representación.
De todas maneras esta cuestión es inédita en nuestra Provincia y será la propia Justicia Electoral la que dirima el asunto, otorgando las bancas correspondientes a cada partido.
Como conclusión final, considero que no caben muchas excusas ante un resultado de tamaña contundencia. Los análisis pueden variar en relación a quienes los realicen, pero la realidad marca que el pueblo ha elegido a sus representantes de forma clara y abrumadora, con una participación de casi el 75 % del electorado, y deberán ser los partidos opositores los que lleven a cabo las críticas correspondientes puertas adentro.
Las fuerzas políticas tendrán que ofrecer planes estratégicos de gestión orientados a las verdaderas necesidades de los habitantes, ya que basando una campaña electoral únicamente en la crítica a un modelo de gobierno, evidentemente, no basta.
Finalizando, deseo muchos éxitos a los gobernantes que han sido electos por el voto ciudadano y que los mismos posean la claridad necesaria para generar más desarrollo a nuestra Provincia.

miércoles, 23 de marzo de 2011

REPRESA

El tema está lanzado desde hace rato en la sociedad misionera.
El debate al respecto se ha mediatizado y politizado con acusaciones cruzadas, de una manera muy fugaz y liviana, por parte de los políticos y comunicadores sociales.
Con esto hago referencia a la instalación de la represa de GARABÍ. Este, tal vez es “EL” tema de debate de la actualidad.
A consideración de la sociedad, este parece ser el punto más sensible de todos los posibles cruces que pueden tener los diferentes partidos políticos de la provincia.
Sin embargo, cuando el ciudadano misionero quiere informarse de forma fehaciente, con técnicos especialistas, estudios medio ambientales y socio-económicos, no parece tomarse realmente en serio la cuestión.
Se plantea la instalación de una represa como un tema liviano. Se postulan dos ideas antagónicas; el “SÍ” y el “NO”, pero sin brindar a la sociedad información verídica, concreta, argumentada y sincera.
La finalización de las obras de YACYRETA, con cierre definitivo mediando presencia de la Presidente Fernández de Kirchner, ha puesto en carpeta principal de discusión este controvertido tema.
Los diversos espacios políticos vacilan entre el apoyo, el rechazo y la duda, sin dar argumentos serios, con basamento más en opiniones, que en informe técnicos idóneos.
Creo que debe someterse este tema a consideración urgente de la sociedad. Pero la sociedad misma debe reclamar que la clase dirigencial brinde información certera al respecto, para poder deliberar sobre la viabilidad de una nueva represa en la provincia.
Desde ya aclaro que no intento tomar postura positiva o negativa de este tema.
Creo que los misioneros merecen información cierta para poder deliberar y decidir al respecto.
Considero de mucha ayuda cualquier tipo de aporte de material didáctico – informativo que posean.
Dejen su opinión al respecto, ya que es un tema de amplio debate y con muchas aristas para un análisis profundo.

viernes, 3 de septiembre de 2010

2011

Cuanto tiempo ha pasado desde la última vez que se hablo en la Argentina de algún tema de relevancia para la sociedad en términos serios, que reflejen la voluntad política de sostener un plan de Estado.
Más bien, los políticos se centran en cuestiones espurias.
No existe debate serio sobre políticas de reinversión y distribución de la renta pública; ni planes para frenar, o cuando menos, morigerar la inflación. Nada de ello.
El debate actual se centra en quien será el candidato a ocupar el cargo de Presidente de la Nación.
Y para el desarrollo de su campaña se sigue la típica política personalista que tanto caracteriza a nuestros funcionarios públicos y aspirantes.
La idea parecería ser el impulso de un discurso simple, basado en la honestidad del candidato (a mi modo de ver, alocución un poco gastada) o en la capacidad de gestión ya demostrada.
Pero en este momento es en donde tenemos que comenzar la intervención ciudadana.
¿Cómo?, se preguntarán seguramente. Pues la respuesta es el compromiso. Debemos exigir que los candidatos se esfuercen en la realización de planes, no individuales, sino colectivos. Pensar no solamente en lo que acontecerá de aquí a 4 años, sino en políticas públicas que permitan el desarrollo de las generaciones venideras.
Un factor clave es el desarrollo que necesita la infraestructura de los bienes de uso público a nivel Nacional, Provincial y Municipal.
Cuando me refiero al desarrollo lo hago en términos cualitativos, dotando de insumos completos y seguros a los hospitales, escuelas con elementos de trabajo y maestros conformes que den clases.
Parece ser que los funcionarios tienen las estadísticas como principal arma a la hora del debate. El problema es que las mismas reflejan crecimiento, en términos cuantitativos, pero no la calidad del producto.
Parece ser que se hacen oídos sordos a las peticiones de los habitantes de mayor seguridad, salud y educación. Esto reflejando las que parecen ser funciones básicas, insustituibles de un Estado responsable y progresista.
El momento tiene que llegar. El punto de inflexión puede coincidir con el Bicentenario de la Patria.
Depende de nosotros, del esfuerzo que podamos exigir al funcionario y al aspirante para que propongan propuestas serias. No promesas.
Proposiciones basadas en planes, que razonablemente nos permitan entender que es posible. Sin dejar de lado de la previsión de gastos, o sea, de donde saldrá el dinero para todos y cada uno de las ofertas.
Comencemos a exigir desde hoy y podremos tener políticas el día de mañana.