viernes, 11 de diciembre de 2009

Actualidad

Estos días la actualidad política se ha visto convulsionada. Asunción de legisladores en el Congreso (se renovaron bancas en el Senado y en Diputados), Diputados en nuestra Cámara de Representantes Provincial y ediles en el Concejo Deliberante de la Ciudad de Posadas.
No es justo que nos olvidemos de los convencionales que asumieron para reformar la carta orgánica de nuestra ciudad.
Todos los años, los espacios legislativos deben renovar sus autoridades, eligiendo a presidente y vicepresidentes 1º y 2º. Esto por lo general genera peleas entre bloques, cambios de bando, en fin, algún que otra molestia entre opositores y oficialistas.
Pero al margen de todos estos acontecimientos políticos, a mi modo de ver la realidad es otra. Es suficiente caminar por cualquier ciudad del país (imagino que en todas pasa lo mismo) para darnos cuenta la real necesidad de la gente.
Personas agolpadas en busca del subsidio universal por hijo que otorga el gobierno a través de la ANESES. Sin olvidarnos que los planes sociales siguen siendo manejados por aquellos simpatizantes al poder de turno. Para conocer datos, que muchas veces reflejan la realidad, más de 2.500.000 de personas reciben algún plan social, sin contar con la nueva subvención de la ANSES. En esto se invierte cerca de 15 mil millones de pesos anuales. Parece mucho luego de 6 años de crecimiento económico de forma ininterrumpida.
No quiero que se tome mi opinión como contraria a los planes sociales, ya que los creo necesarios para situaciones temporales de crisis. Pero bien lo remarque, deben tener un carácter temporal y asistencialista, no se puede concebirlos como beneficios equiparables a sueldos, ni mucho menos que sus beneficiarios lo tomen como el único ingreso de toda su familia.
Veo bien que se le otorgue una asignación por hijo a cada padre desempleado o con escasos recursos económicos, pero la idea de este plan es sacar a los chicos de la calle, y no sé si vaya eso a suceder. En torno a ese objetivo me mantengo expectante y con esperanzas de que así sea.
Pero no podemos dejar de lado el TRABAJO. Sin él, no habrá forma de llevar el país adelante, por ende es que todos debemos concientizarnos y no discriminar a esa gente que hoy se beneficia de algún plan social, sino intentar incluir y enseñar la dignidad que provee un trabajo remunerado.
Quiero terminar con una frase que reza una publicidad del gobierno: “El mejor plan social es el trabajo”. Lo firma el Sr Gobernador de la Provincia de Misiones, Dr. Maurice Fabián Closs, y realmente, creo que la ciudadanía toda está de acuerdo con ello. Ahora depende de la clase política poder propiciar ese trabajo, y culturizar a la gente que de a poco le va perdiendo las ganas al pico y a la pala (metafóricamente hablando).

1 comentario:

Anónimo dijo...

no te olvides de donde salen los fondos para pagar las asignaciones por hijo, del ANSES, que raro no?? los fondos de los viejos q aportaron toda su vida para pagar esos planes....