lunes, 28 de noviembre de 2011

La vuelta de obligado

Por el año 1845 era Juan Manuel de Rosas el encargado de la defensa exterior de la Confederación del Río de la Plata. Tal vez esta sea la tarea más notable y vigorosa que llevo adelante el “Restaurador”, protegiendo la integridad del territorio nacional. Sirva este breve texto de homenaje a tal heroica labor de protección a la soberanía Argentina.
El 20 de Noviembre de 1845, el puerto de Buenos Aires fue bloqueado por las dos flotas más poderosas del mundo, la francesa y la británica.
El encargado de la defensa del territorio nacional fue el general Lucio N. Mansilla. El precario resguardo argentino estaba armado según el ingenio criollo. Tres enormes cadenas atravesaban el imponente Paraná de costa a costa sostenidas en 24 barquitos, diez de ellos cargados de explosivos.
La lucha, claramente desigual, duró varias horas hasta que por la tarde la flota franco-inglesa desembarcó. La escuadra invasora pudo cortar las cadenas y continuar su viaje hacia el norte. En la acción de la Vuelta de Obligado murieron doscientos cincuenta argentinos y medio centenar de invasores europeos.
Los ingleses levantaron el bloqueo en 1847, mientras que los franceses lo hicieron un año después. La firme actitud de Rosas durante los bloqueos le valió la felicitación del general San Martín y un apartado especial en su testamento: “El sable que me ha acompañado en toda la guerra de la independencia de la América del Sur le será entregado al general Juan Manuel de Rosas, como prueba de la satisfacción que, como argentino, he tenido al ver la firmeza con que ha sostenido el honor de la República contra las injustas pretensiones de los extranjeros que trataban de humillarla”.
Podemos concluir señalando que debido a la heroica defensa del territorio argentino, en esta fecha se celebra el día de la soberanía nacional.
Posteriormente la Convención Arana-Southern en 1849, que selló la paz con Gran Bretaña en donde el gobierno de Su Majestad Británica reconocerá “ser la navegación del Río Paraná una navegación interior de la Confederación Argentina y sujeta solamente a sus leyes y reglamentos; lo mismo que la del Río Uruguay en común con el Estado Oriental”.

Fuente: www.elhistoriador.com.ar

No hay comentarios: